Francisco sirvent

10:43 2012-01-15

Una vez las pruebas y eres consciente del alivio que producen a personas que injestamente mueren de dolor, te haces adicto a ellas. Se necesitan muchos adictos a estas pastillas.